El comercio internacional es exigente, cada paso a dar para exportar o importar está lleno de normativas que cuidan los intereses comerciales de cada una de las partes involucradas. Dado que este tipo de transacción involucra grandes volúmenes de mercancía, la forma su preparación para el transporte es vital y dentro de este proceso se encuentra el embalaje.

TheFoodTeam International, atento a asesorarte en cada momento de tu plan de comercio internacional, te da insumos en este post para que sepas los pasos elementales que debes tener en cuenta a la hora de embalar tu mercancía. Así podrás evitar retrasos, multas o sanciones durante el proceso.

El embalaje es la envoltura o empaque acondicionado para manipular, transportar o almacenar el producto. Su objetivo es preservar las óptimas condiciones de la mercancía hasta llegar al consumidor final. Este empaque protege la calidad del producto en cada una de las características que debe preservar en cuanto a su presentación, funcionalidad, peso, olores, sabores y texturas.

 

Riesgos que se reducen dentro de un buen embalaje

La protección que proporciona el embalaje a la mercancía abarca varias funciones y cubre diversos riesgos, los cuales varían según las características y exigencias del producto transportado. A su vez, la reglamentación variará según los contenidos transportados y el material del que este hecho el embalaje.

La protección brindada por el embalaje abarca riesgos de tipo físicos-orgánicos donde los daños pueden incluir efectos de la luz, pigmentación o decoloración, exceso de humedad o deshidratación. Según el tipo de deterioro que pueda sufrir el producto, se conocen cuatro tipos de daños:

  • Daños mecánicos producidos por golpes de distintos tipos, efectos de la vibración continua del transporte, ataques al empaque por plagas, entre otras causas.
  • Daños químicos producto de la contaminación microbiológica, oxidación por el ambiente u otros productos.
  • Daños comerciales donde el producto pueda ser alterado, suplantado, destapado o probado.
  • Daños térmicos inherentes a temperaturas extremas ya sean altas o bajas.

 

Embalajes de madera para la exportación

Los embalajes de madera están entre los más cotizados para el comercio exterior, gracias a su durabilidad, resistencia y precio. Pero dadas las circunstancias de que la madera puede ser un vehículo para la introducción de plagas de los árboles, a este tipo de embalaje se le aplica un control específico.

Dentro de la denominación de embalaje de madera entran los materiales que en su composición comprende productos de madera o derivados. Productos tales como los aglomerados o contraenchapados entre otros. Las regulaciones varían entre un país y otro.

Además existen unos requisitos mínimos que, de no cumplirse, la mercancía puede ser rechazada y en casos extremos destruida. Las normas aplican a cualquier componente del embalaje que sea de madera, ya sean cajas, jaulas, envases, las palets, cualquier plataforma de transporte de carga, así como las estibas utilizadas para preservar la integridad de la mercancía.

También existen regulaciones especiales para los casos de los barriles que contienen bebidas alcohólicas como el vino. Las exenciones de rigor serán aplicadas cuando se pruebe que están libres de plaga por el proceso al que fue sometido la madera transportada.

Existen diversos materiales para los embalajes, cada uno recomendados para transportar mercancía que requiere necesidades especiales para preservar la calidad del producto. TheFoodTeam International te acompaña en el proceso de selección del embalaje que garantice la integridad de tu producto hasta que llegue a manos de su destino final. Contáctanos, no te quedes con las dudas, protege tu mercancía.