¿Te suena la plataforma de venta Amazon? Sí, eso he dicho, Amazon. Donde se ha puesto de moda desde hace varios años realizar todas las compras posibles: desde un sacapuntas a un ordenador. Tú también puedes sacar provecho a esta plataforma, en el formato de conseguir ganar dinero – y no conseguir solo arruinarte cada vez que entres a ver las novedades y promociones. Y yo te voy a enseñar cómo.

El mercado y las empresas cada vez abarca más ámbitos, y esta es la era del internet. Como se suele decir, renovarse o morir: si la tendencia es el comercio online, nosotros nos adaptamos.

Millones de personas en el mundo han decidido apostar por un modo de compra – venta más cómodo: sin salir de casa y sin incluso moverse de la silla. No solo es fácil para el comprador sino también para el vendedor: alcance mundial de inmediato.

¿Qué más se puede pedir? Pues ganar dinero sin comprar ni vender. No necesitas tener un negocio, ni una idea de producto en mente, ni socios, ni una gran infraestructura de producción. ¿Cómo lo podrás conseguir? Haciéndote afiliado. 

CÓMO HACERSE AFILIADO

Puede parecerte de primeras algo complicado de llevar a cabo. ¿Afiliado? Nunca has oído hablar de ello. Tengo una buena noticia: es gratuito y rápido de hacer. Hasta alguien que no tenga ni idea de marketing digital podrá hacerlo.

Debes tener una cuenta registrada de Amazon, y a partir de ella te registras en la comunidad de afiliados. Crearás un ID, es decir, una identificación, para que la página te asigne las ventas a ti y su correspondiente porcentaje de comisión. No uses nombres de otras marcas o productos, sencillamente deberás poner algo que te caracterice o identifique de manera única.

Tendrás que contestar a algunas preguntas concretas en relación a tu actividad como, por ejemplo, en qué plataforma vas a publicar estos enlaces de afiliado (blog, personal, página web, redes sociales…) y de qué manera te gustaría recibir los beneficios generados (cupones para canjear en el mismo Amazon o a modo de transferencia a tu propia cuenta bancaria). Ten en cuenta que, para poder acceder a estos beneficios, deberás tener un ingreso mínimo de 25 euros. 

La creación de estos enlaces te la facilita la propia plataforma: cuando estás en la página del producto que quieres recomendar, verás la pestaña de texto, y ahí podrás crear el link que te interese. 

PUNTOS POSITIVOS DE LA AFILIACIÓN EN AMAZON

No tendrás que preocuparte ni por la producción ni por el envío. Si no queda stock de ese producto, será el propio vendedor de Amazon el que se haga cargo. Tú solo te tienes que preocuparte de crear unos buenos enlaces. Podrás hacerlo desde cualquier parte del mundo y a cualquier hora. La única inversión económica que tendrás que hacer será la del dominio de tu página web.

 

OBTÉN BENEFICIOS A TRAVÉS DE ENLACES

Si tienes una audiencia importante, bien sean seguidores, empleados o amigos, puedes recomendarles tus productos favoritos de Amazon. Posiblemente ya lo hagas: nos gusta recomendar lo que nos ha funcionado y nos ha salido rentable para que la gente que más nos importa también pueda sacar provecho. Nosotros vamos a ir un paso por delante: crear enlaces de afiliados. 

Estos links son muy sencillos de manejar: tras haberte registrado en la plataforma, te permitirá personalizar en enlace de cada producto. Cuando tú lo compartas y otra persona compre lo que les hayas recomendado a través de este enlace, tú recibirás una comisión. Aquí está tu beneficio: ganas dinero a base de recomendar productos. 

Te preguntarás: ¿por qué Amazon accede a pagarme una comisión por estas ventas? Es evidente: tú les llevas nuevos clientes y ellos te lo agradecen. Posiblemente, sin tu recomendación, estos usuarios no hubiesen comprado esos productos. Tus seguidores se fían de tu criterio, igual no les parecen suficientes los comentarios de otros compradores.  

Aunque estas comisiones no sean altas, sino que se estancan entre el 3% y el 10%, si la comunidad que utiliza tus enlaces de afiliada es amplia, solo te queda echar cuentas. Poco a poco irás obteniendo una gran cifra de beneficio. 

Tú tendrás acceso en todo momento a las estadísticas de tu perfil de afiliado. Obtendrás la información de ventas a través de tus enlaces, cuáles son los que más interesan a tus seguidores, qué beneficio estás teniendo y si este número es exponencial. Si los resultados no son los que esperabas, puedes plantearte cambiar de producto (modelo, precio, proveedor) y actualizar tus enlaces.  

EJEMPLO PRÁCTICO

Pongámonos en situación: yo tengo un blog en el que hablo de pintura. A mi me encanta pintar desde pequeña y como hobby, escribo en una página web creada y gestionada por mi sobre técnicas, herramientas y publico mis resultados. A la comunidad artística le interesa lo que redacto y me empieza a seguir mucha gente. Yo decido recomendar a mis seguidores el material que mejor me funciona, ellos me ven usarlo a menudo y se creen mis palabras. Mis seguidores se fían de mi recomendación porque ven los resultados en las imágenes que les enseñó. Compran. Y yo estoy perdiendo dinero. Si yo tuviese una cuenta de afiliado en Amazon, ellos comprarían en los mismos enlaces, pero llevándome yo una comisión. 

Este ejemplo de blog te vale para cualquier producto que se venda en Amazon. Recuerda que millones de productos totalmente distintos se comercializan diariamente, no te quedarás sin ideas para escribir y recomendar. 

RESTRICCIONES Y COSAS PARA TENER EN CUENTA

Aunque, aparentemente, Amazon te da total libertad de uso una vez obtengas estos enlaces de afiliado, no es así. Debes tener cuidado y no salirte de sus limitaciones.

Estos enlaces van adjuntos a una publicación original tuya en una página web registrada en tu perfil de afiliados. Está prohibido enviarlos masivamente a tus contactos por redes sociales o correo electrónico, publicarlos sin identificarte en la página y utilizarlos fuera de donde la plataforma te ha dado autorización. Son unas restricciones muy sencillas que no te costará cumplir. 

Ten en cuenta también que tus propios enlaces tienen fecha de caducidad desde que son usados por primera vez. Este fenómeno depende de las llamadas cookies. Deberás generar enlaces cada poco tiempo para así garantizar tu beneficio. Recuerda siempre que vayas a hacer una publicación revisar tus links por si tuvieras que modificar alguno. 

En resumen, habrás podido comprobar que no necesitas muchos conocimientos para poder ganar dinero en Amazon. ¿Pensabas que la única manera de sacar beneficio era vendiendo tus productos? Te equivocabas. Reúne todos los productos que a ti te funcionen y que, normalmente, recomiendes a tus allegados y seguidores en internet. Publícalos donde todos puedan acceder a él, acompáñalo de un pequeño texto o vídeo en el que expliques por qué te ha funcionado a ti. Y solo te quedará esperar a que ellos compren y tú ganes dinero sin ningún esfuerzo.