Como ya hemos visto anteriormente, el vino es uno de los productos más destacables dentro de la amplia gama de productos alimentarios Españoles que se exportan por todo el mundo. España ha obtenido una posición importante en el sector internacional de enología, pues es el tercer productor del mundo de vinos de alta calidad. La comunidad autónoma que más vino produce es Castilla la Mancha, seguida por Extremadura, Cataluña y Valencia.

De alguna forma, la exportación del vino Español se ha convertido en un tema recurrente. Las empresas vitivinícolas cada día apuestan más por la internacionalización y abren sus puertas a nuevos mercados desconocidos. Algunos de los cuales no llegaron tan siquiera a vislumbrar los vinos nacionales.

 

Crecimiento de las exportaciones

Las exportaciones mundiales de vino en 2017 alcanzaron un increíble éxito debido a ventas con un precio de 2,88 euros por litro.  Ello ha dado lugar al beneficio del valor de 30.525 millones de euros por 10.585 millones de litros. El vino envasado sigue siendo el que más se comercia con un 71% de la facturación mundial de vino. Los principales productores de vino en cabeza son Francia e Italia seguidas de España.

Tal y como se puede apreciar en el primer semestre de 2017, hay una nueva tendencia que consiste en exportar menos litros a un mayor precio. Debido a ello, la facturación creció un 6% respecto al mismo período en 2016. Por estos motivos, la potencia de este sector no puede basarse en la cantidad, sino en la calidad de las ventas. El aumento de valor que ha obtenido nuestro vino es gracias al empuje de China y a unas ventas muchos más rentables.

Ahora bien, en Febrero de 2018 nuestro país redujo las exportaciones de vino en volumen pero ingresó un 10% más al aumentar su precio. El crecimiento más notable es el de los vinos a granel, que ha subido su precio un 38,4%. Uno de los motivos detrás de este crecimiento es la presión que ha sufrido el sector vitivinícola en estos últimos años a vender mucho vino de forma rápida, sobre todo a nuestros propios competidores. Las ventas de vinos a granel se concentran en pocos clientes, se hacen a pocos destinos y son todos europeos.

De este modo y de mano con los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino, se puede concluir que España está exportando vinos de un valor cada vez mayor a mercados que se están diversificando. Con un sector menos presionado y unas cosechas más equilibradas, la comercialización del vino en el extranjero gana una mejor imagen y un precio medio. Así, en 2018 se está logrando una disminución en el volumen de las exportaciones con una revalorización del producto.

 

Beneficios de la exportación de nuestros vinos

Teniendo en cuenta lo anteriormente mencionado, no debemos olvidar que la exportación de nuestros vinos supone una oportunidad importante para el crecimiento de nuestro país. El principal motivo es que las exportaciones del vino español logran que las empresas crezcan todos los años, incrementando así su facturación. Considerando lo expresado en el último informe del Observatorio Español del Mercado del Vino, se puede observar que:

  • Las ventas del vino a granel, el más básico sin indicación alguna, descendieron en porcentaje. No obstante, han mejorado en dinamismo y han facturado un 8% más.
  • Las ventas de vinos envasados, tales como los cavas o espumosos aumentaron un 24% en volumen y un 10,5% en valor. Esto se consiguió después de que los vinos envasados aumentasen sus ventas un 5,4% más en volumen y un 4,8% más en valor.
  • En el 2017, la mitad de lo que se ingresó provino de los vinos con denominación de origen. Los vinos con indicación de variedad crecieron un 16,8% y pudieron facturar 94 millones de Euros. Gracias al incremento de ventas en La Rioja, Cava, Jerez y Ribera del Duero ha sido posible un crecimiento bastante notable de los vinos con denominación de origen.

Tampoco debemos eludir que la exportación de nuestros vinos trae consigo una estabilidad económica para la nación dependiendo de la cantidad de litros exportados y su valor. Este proceso ha abierto muchas puertas que mejoran el desarrollo económico de España en muchos aspectos. Principalmente, aporta ingresos para que la seguridad social sea garantizada a miles de trabajadores. También implica la Diversificación Empresarial, Alianzas con Socios Extranjeros, accesos a nuevos mercados internacionales, una mejora de la imagen de la empresa, etc.

 

Países en los que los vinos españoles tienen éxito

Hay una serie de países a tener en cuenta por ser nuestros principales clientes en el sector del vino. Los principales compradores de vino por valor fuera de nuestras fronteras son Alemania, seguido por Estados Unidos y Francia muy de cerca. No obstante, los que más vino español importaron por volumen de litros fueron Francia, Alemania y Portugal. Asimismo, tuvieron éxito en otros países como Lituania, Canadá y Suecia.

De igual modo, China también se está convirtiendo en un importante comprador, pues es el quinto importador tanto en volumen como en valor. Para empezar, en la primera mitad de 2017 incrementó sus compras en un 53,7% en volumen y un 23% en valor. Según señala el Observatorio, las exportaciones de vinos están creciendo de forma sostenida y estable.

En conclusión, gracias a las exportaciones de nuestros vinos se han batido récords de ventas. España es ahora un líder innegable en el comercio global en volumen por litros. Exportar vino español a grandes potencias como Estados Unidos, Francia, Alemania y China es una oportunidad de oro a la vez que una realidad. Sin duda alguna, se puede confirmar que el vino español es uno de nuestros productos estrella.